Nuestra Historia

Historia de Santa Rosalía

El inicio de nuestra querida Santa Rosalía la Laguna, se remonta a los años 1972 aproximadamente cuando la familia Molina decide partir en lotes de una manzana, parte de la finca de su propiedad.

Para este proyecto contactan a los ingenieros Manlio CCiraca y Nino Putzu para la planificación y al ingeniero Rafael Ruiz para la realización del estudio topográfico, la partición de los lotes y la medición de “las calles”. En aquel entonces piden permiso a la municipalidad de Santa Catarina Pínula para la realización del proyecto, el cual no es tipificado como una urbanización ni como un condominio, sino como una lotificación campestre de granjas.

Por esa razón no se planifican drenajes ni acometida de energía eléctrica, ni distribución de agua potable. Al principio no había tantas calles como en la actualidad, tan solo algunos caminos de terracería que daban acceso a los distintos sectores de lotes. Estos caminos eran lo que hoy conocemos como el boulevard anta Rosalía, Boulevard Los Cipreses, Calle Los Cedros, Eucaliptos, Buganvilias, Jacarandas, Pinabetes y Casuarinas. No había servicio eléctrico, ni garitas. En la entrada de carretera a El salvador existía una guardianía donde actualmente se encuentra la oficina de Administración y un portón de metal que siempre estaba abierto.

El guardián de la finca era “Don Güicho” quien vivía en una casita de la entrada, luego vivió en una pequeña choza localizada en la parte de atrás de la Capilla de Santa Rosalía, hasta que murió el año  2007. No era extraño encontrarse en el camino con vacas que pastaban en las grandes extensiones de terreno y que tomaban agua de la laguna que vemos hoy dentro de lo que es el Condominio La laguna. Por supuesto que esta laguna era más grande de lo que es hoy y estaba rodeada de pastizales fangosos y muy verdes.

Desde que se realizó la lotificación de la finca matriz de Santa Rosalía se dejó un sitio sin desmembrar que la familia Molina cedió para que algún día se edificara una capilla Católica, ese sitio es exactamente donde hoy se encuentra la Capilla de Santa Rosalía, de la cual se hará una reseña histórica en algún capítulo futuro.

Con el pasar de los años, poco a poco fueron llegando más familias a vivir a este precioso bosque, pero seguía siendo un lugar bastante desolado y con poca circulación, lo cual hacía que fuera un tanto inseguro para quienes ya vivíamos aquí.

Y llegó el día en que iniciaron los problemas de violencia e inseguridad, la total oscuridad por las noches, los caminos de tierra y no en muy buen estado así como las grandes distancias entre una casa y otra, hacían que transitar dentro de Santa Rosalía fuera peligroso.

En algunas ocasiones, por las noches, se veían automóviles un tanto sospechosos, no solo circulando sino incluso estacionados en algún lugar del camino, lo cual provocaba intranquilidad entre los vecinos.

Toda esta situación y algunos incidentes violentos que sufrieron algunos vecinos, empujó a que los mismos vecinos se agruparan y empezaran a buscar soluciones para protegerse y de ahí nació la primera reunión para formar la Asociación de vecinos.

Esta primera reunión se llevó a cabo en casa de la familia Maldonado y luego de algunas sesiones se logró conformar la primera Junta Directiva para que se encargara de organizar a todos los vecinos e iniciar con algunas medidas de seguridad.

Las reuniones de este  primer grupo se realizaban en casas particulares ya que no se contaba con una sede, donde actualmente se encuentra la Administración de AVSR era la casa donde vivía el guardián de la finca de los Molina, Don Güicho, a quien ya mencionamos en la primera parte de esta reseña histórica.

Hosting y Diseño Web: TrejoSolutions .